Fútbol local: Tras una nueva derrota de su equipo, el técnico Gastón Carro se despachó a través de las redes sociales contra dirigentes de la Liga

Por: Juan Alberto Fernández (@jfernandez943).

En el día de ayer se siguió completando parte de la sexta fecha del Torneo Clausura 2018 que en su momento se había postergado por cuestiones climáticas, con el partido entre A.D. All Boys recibiendo al Núcleo F.C. en el estadio de Villa Clelia donde hace las veces de local. El resultado fue nuevamente negativo y otra vez por goleada, en esta oportunidad por 4 a 0.

Pero esto no fue lo único de carácter negativo para la parcialidad local si no que su técnico, Gastón Carro que fue expulsado durante el encuentro, tras el mismo utilizo las redes sociales para hacer su descargo no solo sobre el partido frente al Núcleo si no también contra varios integrantes de la Liga de Fútbol de La Costa principalmente su presidente, Alfredo Iriart.

Ademas de su descargo anuncio la renuncia a su cargo de Director Técnico, lo que no quedo claro es que si la renuncia se extiende también a la parte dirigencial del club del cual forma parte.

COMUNICADO EXTRAÍDO DE LA RED SOCIAL FACEBOOK.

Prefiero que me tomen por Loco y no por Ladrón.
A los que nos gusta el fútbol amateur, no es ninguna novedad saber que las Ligas son un instrumento de unos pocos dirigentes que intentan acumular poder en beneficio de sus propios intereses. Tuve la oportunidad durante estos 10 años de dirigir en tres Ligas diferentes de mi zona: Madariaga, Mar del Plata y ahora en La Liga de Fútbol del Partido de La Costa, que preside el eterno “Don Alfredo Iriart”.
Diferencias tenemos entre todos, todos los días y a toda hora; el tema es saber debatir esas diferencias y aceptarlas entre unos y los otros; en la Liga de Mar del Plata viví dos años casi de suma prolijidad, en la de Madariaga (que fueron 7 años) hubo momentos de discusión que se pudieron sobrellevar y quedaron subsanados. Pero en la Liga de La Costa me toca vivir la mayor obscenidad que haya visto en todos estos años; desde ya que no estamos hablando ni de jugadores, ni de colaboradores, ni de los hinchas que hay grandes y buenas personas. Estamos hablando de Don Alfredo, un dirigente eternizado en un sillón que tiene todo absolutamente controlado para hacer y deshacer a su antojo según la conveniencia del momento para seguir permaneciendo en ese lugar.
Un dirigente que integra no solo la conducción de la Liga sino que también es miembro del Concejo Federal – AFA. Una persona que aprendió al pie de la letra el legado de Don Julio Grondona, que con cara de bueno y democrático, esconde una conducción que pocos se animan a criticar por miedo a las represalias deportivas e institucionales que se toma con ese sistema armado que tiene.
Vayamos a repasar. ¿Cuáles son los órganos más importantes de una Liga? La Tesorería (quien controla los egresos e ingresos) El Tribunal de Disciplina (quien sanciona, es decir es el órgano corrector para quienes hay que pararle la mano) y el Tribunal Neutral de Árbitros (quien designa árbitros y media conductas). Bueno, todo eso lo tiene absolutamente bajo control. ¿Cómo? Así:
– El Tribunal de Disciplina: Es el órgano quizás mas importante desde lo deportivo, de aquí surgen las famosas sanciones luego de los informes que los árbitros les envían. ¿Quién lo maneja? Entre otros dos, un amigo de Don Alfredo llamado Oscar, que a su vez es empleado de la Liga y ejerce el cargo de “Secretario Administrativo”. Ya encontramos la primera incompatibilidad, porque el Estatuto de la Liga dice que los miembros del Tribunal no pueden ser empleados de la Liga, pero en éste caso si. El que te sanciona, a su vez es el que administra la Liga. Absoluta incoherencia. Aquí se cocina todo, para los aliados todo y para los no, castigo total. Es el órgano al cual todos le tienen miedo, porque si opinás un poco en contra de Don Alfredo, su amigo Oscar te aplica todo el rigor del reglamento para que recapacites la próxima, si vas a seguir hablando o definitivamente te callas. Eso si, Don Alfredo da a entender que no tiene nada que ver con el Tribunal y que siempre espera resoluciones ejemplares.
– La Tesorería: Que carguito, no?? Aca está la papa, papá!! ¿Adivina quién lo maneja? La mujer del amigo de Don Alfredo, Siii …. La mujer de Oscar.. Creo que no hace falta mucha más explicaciones en esto. A buen entendedor, pocas palabras.
– Tribunal Neutral de Arbitros: Debería ser un órgano ajeno a los mismos árbitros que dirigen; no podés ser juez y parte, ya es incompatible no solo moralmente sino también estatutariamente. Bueno, pero no en ésta gestión donalfredista. Porque un árbitro en ejercicio, llamado Edgardo, forma parte del mismo Tribunal.
¿Te va cerrando el círculo? Presidencia + Tribunal de Disciplina + Tesorería + Arbitros …
Con esto poco, o mucho mejor dicho, ya nos damos cuenta de una enorme cantidad de irregularidades en la conducción. Los del ambiente del fútbol te dicen “no opines porque te toman de punto y fuiste”. Los árbitros son un simple instrumento de toda una conducción autoritaria, que muestra una cara de bondad pero que no tiene más que la perversión de destruir lo que todos los días se dedican a construir las personas en cada uno de sus clubes. Y obviamente aparecen los vivos, los que se acercan al poder, los que aprovechan la boleada para sacarle rédito al momento. Y por ejemplo, un Vicepresidente de la Liga, llamado Diego, dirige al equipo de su club. ¿Te parece serio que un Vicepresidente de la Liga esté en el banco de su club?
Hace dos años, con unos amigos, decidimos fundar un club, algo realmente maravilloso. Tuvimos la suerte de tener viento a favor y se acercaron personas de muchos valores. Jugadores, padres, técnicos, ayudantes, etc. Pero Don Alfredo, con su rol hegemónico, destruye todo. Lo tira al suelo. Le importa nada el tiempo, la plata, el sacrificio y la voluntad que cada persona aporta para poder que exista el fútbol todos los fines de semana.
Es por eso que ya decidí dar un paso al costado, no estoy capacitado en ver gente como ésta conduce a grandes instituciones, como lo es la Liga, que pudieran hacer un bien terrible a la comunidad para solo actuar con actos en beneficio propio. Pero lo más indignante no es solo Don Alfredo, es que nadie, o muy pocos, se animan a hablar; entonces los que nos atrevemos a decir algo quedamos como unos locos desubicados. Pero quédese bien tranquilo Don Alfredo, que mil y una vez prefiero que me tomen por loco y no por ladrón.

Foto de portada: Facebook

 

 

 

 

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *