Ahora Shell bajó los precios de las naftas para no perder clientes

La empresa defendió que el aumento inicial era el correcto, sin embargo advirtió que resolvió retrotraerlo para no perder mercado frente a la competencia que subió sus precios en torno al 5%.

La petrolera Raizen, licenciataria de la marca Shell en la Argentina, anunció este lunes que a partir de la medianoche retrotraerá los precios de sus combustibles un 4,5% luego de haberlos incrementado el sábado pasado un 9,5% para mantener su competitividad.

De esta manera totalizará un incremento final del 5% y los nuevos precios de referencia de la marca Shell en las estaciones de servicio de la Ciudad de Buenos Aires serán de $41,48 para la nafta Súper; $47,67 para la nafta V Power; $39,57 para la Fórmula Diesel; y de $45,95 para la V-Power Diesel.

La decisión de la compañía brasileña que opera la marca Shell se debe a que el aumento que aplicó a sus productos resultó estar muy por encima del dispuesto por YPF y Axion por lo que, ante el temor de perder clientes, resolvieron dar marcha atrás parcialmente con la suba y ponerse a tono con la competencia.

Desde la empresa explicaron a la agencia de noticias Télam que si bien el aumento inicial es el que debería aplicarse para cubrir el incremento de costos reflejados por los movimientos en el tipo de cambio, del crudo Brent y del componente impositivo, también es necesario atender la competitividad de los productos de la marca ante los principales jugadores del mercado.

Shell, Axion e YPF concentran más del 90% del mercado de combustibles líquidos en el segmento minorista.

Axion aumentó sus precios este lunes entre 4,5% y 5,3% mientras que YPF lo hizo el domingo en un 4,55% para las naftas y un $4,89 para el gasoil.

Las subas, según coincidieron fuentes de las compañías, responden la apreciación del dólar, al avance del precio del crudo Brent que viene con un tendencia alcista en las últimas semanas y que cerró el viernes a US$ 68,39 el barril y a la implementación de la segunda etapa del incremento impositivo a los combustibles del 11,6%.

El gobierno nacional decidió desdoblar en marzo la aplicación de este impuesto, que es de actualización trimestral, para morigerar su impacto en la variación de precios de la economía.

MinutoUno

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *