Santa Fe: cerró el escrutinio con el 95,45% de las mesas y Lifschitz mantiene leve ventaja

El conteo definitivo de los votos comenzará el próximo miércoles. El candidato socialista consiguió el 30,69% contra el 30,58% del aspirante del PRO. El kirchnerista Omar Perotti alcanzó el 29,25%.

Los resultados en las elecciones de Santa Fe son, sin duda, algo atípico. Si bien nunca se llega a escrutar-en el recuento provisorio-el 100% de las mesas, siempre con alrededor del 95 y 98% se conoce quién es el ganador. Sin embargo, en estos comicios provinciales hubo un triple empate técnico entre el socialista Miguel Lifschitz, el comediante Miguel Del Sel (PRO) y el kirchneristaOmar Perotti.

El conteo terminó en el 95,45% de las mesas habilitadas. La diferencia entre el hombre del PRO y el delfín del actual mandatario, Antonio Bonfatti, es de 2.128 votos a favor del socialista. Pero hay un dato fundamental: son más los votos que deben ser revisados que la diferencia entre ambos candidatos. Además, el 4,55% que resta escrutar equivale a más de 60.000 votos. Nada está dicho.

Pero aún hay más. Según la web oficial de la elección, hay 2.463 votos que deberán ser definidos en el recuento final por algún tipo de error en el trámite de conteo. El sitio explica: “Son las diferencias, en alguna categoría particular, donde la sumatoria del telegrama no coincide con el total de votantes de la mesa”. La diferencia representa el 0,13%, suficiente para revertir la milimétrica ventaja que ahora tiene Lifschitz.

El escrutinio definitivo también está bajo la lupa. Desde el PRO mostraron desconfianza porque esto no implica un recuento voto a voto sino que se cotejan los telegramas con las actas realizadas por las autoridades de mesa. Por esto, el partido amarillo pidió que se abran las urnas, algo poco habitual pero que solo se realiza en casos excepcionales.

Pero en el socialismo descartaron esta posibilidad y aclararon que solo está contemplado que sean abiertas aquellas urnas cuyos telegramas presentaron algún tipo de irregularidad y no fueron contabilizadas durante el escrutinio provisorio: “Echar un manto de sospecha sobre el proceso electoral me parece una falacia absoluta. No hay ninguna sospecha que pueda enturbiar el proceso. Lo único extraño es que no es común que haya una elección tan pero tan pareja”, expresó Miguel Lifschitz.

Aunque el recuento provisorio los dio perdedores por 0,11 puntos porcentuales, en el PRO están seguros de haber ganado por 0,07 puntos. O al menos eso indica el sistema de mesas testigo que implementaron para la noche del escrutinio. En el partido de Mauricio Macri aseguran que en las 347 mesas no contabilizadas están los votos que faltan para alcanzar ese resultado.

Fuente: infobae.com

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *