Vidal rechazó las especulaciones y dijo que no será candidata a presidenta en 2019

l corrillo se convirtió en negativa. Al menos por ahora. María Eugenia Vidalaseguró ayer que no está en sus planes competir por la presidencia para suceder a Mauricio Macri el año que viene si su jefe desiste de ir por la reelección o ve complicadas sus chances de ganar.

La pregunta por su futuro político llegó después de un discurso de unos 15 minutos, en el que repasó buena parte de la coyuntura: criticó la ley para amortiguar el tarifazo, defendió la decisión de Macri de volver a pedirle un crédito al FMI y arremetió contra las “mafias” sindicales y los docentes que “abusan” de las licencias.

Terminado su mensaje, que fue interrumpido por aplausos dos veces, la periodista Clara Mariño, a cargo de la coordinación del encuentro, le planteó un escenario. “Suponete que Mauricio te llama y te dice que no quiere reelegir y te pide que ocupes ese lugar, ¿qué le contestás?”. Hubo risas, tanto de Vidal como en el auditorio. “Que no. Además, eso no va a pasar. Mauricio va a reelegir”, fue su rápida respuesta.

Entendió que la reacción no era suficiente y siguió. “Yo les di mi palabra a los bonaerenses de que en este mandato iba a romper con la lógica de que el gobernador de la provincia es candidato a presidente en la siguiente elección”, ahondó.

Aunque para la próxima elección presidencial falta más de un año y pese a que tanto oficialistas como opositores repitieron que la campaña no comenzaría hasta después del Mundial, el terremoto económico del último mes aceleró los movimientos y, sobre todo, las especulaciones, tanto en Cambiemos como en las distintas facciones del peronismo.

En las conversaciones de funcionarios del Gobierno y de dirigentes de la oposición empezó a circular el nombre de Vidal como la ficha que Macri pondría en juego, ya no en 2023 sino el año que viene, para garantizar la continuidad de Cambiemos en el poder si una caída persistente de su imagen pusiera en riesgo esa posibilidad. Vidal sigue siendo la dirigente más popular del país.

Otra figura de Cambiemos con muy buena imagen es Elisa Carrió, por quien también le preguntaron a Vidal. “Mi relación con Lilita es muy buena, personal y políticamente”, arrancó la gobernadora. “Lo que no quiere decir que no tengamos diferencias políticas”, matizó. Sin embargo, siguió con los elogios. “Para mí no hubiera sido posible ser gobernadora sin la pelea anterior de muchas mujeres. Lilita es una de ellas. Margarita es otra”, dijo en alusión a Stolbizer.

La Nación

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *