Regionales: Denuncian que Cariló se encuentra en estado de abandono

El Foro Amigos de Cariló entiende que existen una creciente dejadez y un preocupante encono contra la localidad.

Uno de los máximos referentes de la entidad, Eduardo Bari, se queja por el estado en que se encuentra el Bosque por la falta de obra de la Municipalidad. Entiende que una de las mayores fallas es la ausencia de controles.

–¿A qué se debe el malestar entre los integrantes del foro y la Municipalidad?
–Es una escalada de cosas. Lo primero que se le ocurre a Servicios Urbanos es que, después de haber bajado la cota de las calles, y esto no es de este gobierno, es de los últimos quince, veinte años, empieza a haber calles inundadas; eso contribuye también en determinadas zonas, como la zona hotelera, que en lugar de que el agua de lluvia quede dentro del predio, sea por pozos blancos a cielo abierto o no, el agua va a parar a la calle. A Servicios Urbanos le pareció adecuado comenzar a hacer pozos de tamaño gigante que elegantemente le llaman drenes en la vía pública (en veredas y, por ejemplo, el boulevard de Divisadero tiene unos agujeros… es peligroso para cualquier persona que vaya manejando y se le vaya el auto de noche y ni hablar de los chicos cuando eso se llena de agua), pero ¿con eso resolvieron el problema? No. Nosotros tenemos fotos de casas inundadas con el medidor del gas que tiene más de la mitad de agua y el drene de la esquina a 50 metros de distancia. Después de eso, como no alcanzaba para el caso de la zona comercial, no encontraron mejor idea que mandar un camión, levantar el agua y tirarla dentro de la plaza; entonces, ahí tenemos un agujero gigantesco de no menos de cinco metros de profundidad, donde los camiones descargan agua sucia.

–¿Nos referimos al espacio verde donde tiene el gazebo la fundación Cariló? 
–En el lado que está más cerca del mar, directamente hicieron un agujero gigantesco y pusieron un caño donde mandan agua de pozos blancos que en realidad no funcionan como tales porque no los limpian y están llenos de arena; pero, además, van camiones de la Municipalidad y también descargan agua ahí adentro. Tengo fotos de esto, con lo cual eso es más que peligroso porque ahí están los juegos de los chicos. Además, no tiene cerco de ningún tipo. Como eso tampoco alcanzaba, ahora fueron a los terrenos privados; entonces, terrenos privados que eran lomas se transformaron en agujeros y, cuando preguntamos cómo era que estaban haciendo semejante atrocidad porque era propiedad privada, la respuesta fue: “El propietario, cuando construya, lo rellena”. Ahora, imaginemos que la tierra que se saca de esos drenes o terrenos privados o de los bulevares o de la apertura de la calle Constancia va a parar a la calle para subir la cota de la calle; no, va a parar a camiones del Municipio que se lo llevan fuera de Cariló. También tenemos fotos, hasta con patentes, de los que la tienen, porque no todos los camiones del Municipio están patentados o tienen la chapa colgando.

–¿O sea que no hay controles? 
–Claro. Conclusión: si a eso le sumamos la falta de control de todo tipo, en la cual un camión con hormigón puede entrar desde la Ruta 11, con lluvia incluida, con lo cual las calles se destrozan porque la Ordenanza 3361 dice que las calles deben mantenerlas con una mezcla de suelo y arena, en lugar de eso llevan a pasear la arena de la misma calle de un lado para el otro y desde hace años se vienen formando canaletas, pero nunca habíamos llegado a la barbaridad de empezar a sacar arena de espacios públicos y privados y llevársela. La falta de control hace que cada uno circule por donde se le da la gana. Ha ocurrido un choque en la salida de Cariló porque salen los micros como pancho por su casa. La policía realmente está pintada, no controla absolutamente nada. Fiscalizaciones no existe. Entran vehículos pesados; en lugar de entrar por Divisadero, lo hacen por donde se les da la gana. Entonces, en vez de tener controlado para tránsito pesado una avenida, en realidad no se tiene controlado nada y han destrozado los accesos porque no pueden ingresar vehículos pesados, y cuando lo hacen no puede ser tampoco el día de lluvia y el subsiguiente, y tiene que ser de menos de siete metros, excepto el transporte público, y tiene que entrar exclusivamente por Divisadero. De todas las cosas que acabo de mencionar no se cumple una. Cariló tiene el coeficiente de las tasas de Servicios Urbanos más alta de todo el Partido de Pinamar, incluyendo Pinamar Norte. Cariló tiene la tasa de morosidad más baja del partido, y hablo de 2015 en adelante, cuando se decía públicamente, en todos los medios, que si Cariló no paga no podés pretender tener servicios. Yo tengo los números, los obtuve del Concejo Deliberante, donde mostraba que Cariló tiene la tasa más baja de morosidad. Entonces, resulta ser que somos los que pagamos la tasa más alta, más plata aportamos, el 37% de la recaudación corresponde a Cariló, y resulta ser que no solamente no nos brindan el servicio sino que además están destruyendo el parque. Yo creo que si hoy la Municipalidad se retirara de Cariló, nos dejara las calles en condiciones y se fuera, realmente estaríamos mejor que con el Municipio dentro del partido. Van a construir y exigen una cantidad de cosas, el certificado de aptitud ambiental, con eso cumplimos con la ordenanza, pasa por el Consejo Asesor, va a Obras Particulares, otorgan el permiso de la obra. ¿Alguien va a controlar si de un pino que tenían que sacar sacaron diez? En Cariló se sacan los pinos en forma indiscriminada a la vista de todo el mundo, y no reponen nada. En lo que sería la salida nueva de Cariló se sacaron 1200 pinos que se vendieron en Mar del Plata.

–¿La falta de control se extiende a otros aspectos? 
–La falta de control más simple es ver la publicidad. No se cumple el código de publicidad, ninguna de las modificaciones, y tenemos carteles por cualquier lado. Entonces, ¿qué necesitan para darse cuenta de que tienen que retirar esos carteles y hacerle una multa? Tenemos una resolución del HCD del 2017, la número 1196, donde le indican al intendente que deben retirar un emprendimiento comercial de alquiler de caballos que hay en la vía pública en Avenida Constancia, en el boulevard, donde viven dos familias que tienen baño, energía eléctrica, teléfono fijo, sillones de jardín con macetas y las plantas; está cercado, en la vía pública.

–¿No interviene el delegado municipal? 
–El delegado municipal, a diferencia de otros municipios, tiene funciones extremadamente limitadas. Nosotros presentamos alguna denuncia por algo y su función es girarla al área correspondiente. Punto. Se terminó el trámite. La Delegación Municipal no tiene un delegado que sea votado por la comunidad. Lo pone el intendente. Pensemos simplemente en que por lo menos éste es el primer delegado que vive en Cariló. Los anteriores no vivían acá siquiera; cuando por ordenanza tiene que tener dos años de residencia dentro de Cariló. No tiene presupuesto, no tiene personal propio más que una persona de Turismo y tres empleadas que se la pasan charlando y el servicio que brindan es nulo, pero ¿tiene una cuadrilla para levantar un cartel indicador que se cayó por el viento o cortar un árbol que está en la vía pública? No. No tiene nada.

Tenemos los pinos que se caen en las calles porque los descalzaron y los dejan con las raíces afuera. Se construyó la comisaría con el Presupuesto Participativo, no con aportes de la Provincia, de dos años, porque desde que asumió el actual gobierno nunca se llamó al PP. La ley vieja no se cumple, como tampoco la de los foros de seguridad. La cuestión es que se hizo la obra y dejaron una línea de árboles a tres metros de distancia, totalmente descalzados, cuyas raíces estaban a la altura del techo de la comisaría. Estuvimos dos meses para lograr que vengan a cortar un árbol. Pedimos de hacerlo nosotros y nos dijeron que no, que lo iba a hacer el Municipio. Después dijimos que necesitábamos consolidar la entrada para que se pueda entrar con las camionetas, que se enterraban, y nos dijeron que lo iba a hacer la Cooperativa [Argentina Trabaja]. Mandaron a la gente, nos reunimos con ellos, les indicamos lo que necesitábamos, les dijimos que había que limpiar de la colectora hacia la calle, sacar todo el yuyal, no sacar árboles, para que desde la ruta se vea la comisaría, y arreglar todo lo que es el suelo alrededor de la misma. Dijeron “el jueves empezamos”, no fueron, llamamos y nos dijeron que arrancaban el lunes, de ahí el martes… y en conclusión nos dijeron que ellos hacían trabajo de jardinería: “Ese trabajo no lo hacemos nosotros”. Y se terminó la conversación. Estamos hablando de diciembre. La comisaría no tenía una canilla afuera del edificio ni siquiera para asentar un poco. Hay una bomba sumergible que alimenta los tanques de agua pero nadie sabe dónde está la bomba enterrada. Si pasa algo, Cristo lo va a resolver. Entonces, hablamos con el Municipio, con Obras Públicas, y nos dijeron: “Déjennos el teléfono. Los va a llamar Fulanito de tal, que es el inspector de obra, así les indica dónde está y lo pueden marcar”. Eso fue en diciembre y estamos esperando que nos llame. Si se para la bomba, nadie sabe dónde está.

–¿Entiende que hay un encono contra la localidad? 
–El tema es el siguiente, La Nación publica un estudio donde muestra que Cariló tiene la renta más alta de la República Argentina. El segundo del país es Villa La Angostura. Pinamar está 40% abajo en igualdad de condiciones. Entonces, los que deciden, que son de Pinamar y no de Cariló, parece ser que encontraron la función para que, en lugar de que suba la renta de Pinamar, que baje la renta de Cariló. Entonces, todo lo que sea para desmejorar el paisaje de Cariló, bienvenido sea; hacen lo que sea para tratar de que baje por lo menos al nivel de Pinamar. De lo que no se dan cuenta es de que está bajando todo porque la gente que eligió Cariló lo hizo, por ejemplo, para no tener ruidos, para escuchar un pájaro, para estar en contacto con la naturaleza, no para tener un cuatriciclo con escape libre en la oreja pasando por la puerta sin que a nadie se le mueva un pelo, aunque haya un decreto y normas provinciales y municipales que lo prohíben.

–¿En qué instancia estarían? 
–Nosotros en este momento estamos en las últimas. Para empezar, vamos a hacer el último intento a nivel Concejo Deliberante y, si no, ya pasaremos a la Justicia, porque nos están llevando. No es que tengamos ánimos de vivir haciendo juicio, ni nos interesa. El objetivo nuestro es: “Señores, Cariló se creó de esta manera, tiene una cantidad de marcos legales alrededor, cumplan y controlen”. Ya nos hemos olvidado de que la localidad se llama Parque Cariló, no Cariló. Quedó en el olvido. Con los festejos de los cien años ¿qué hizo el Municipio? Cuando le dijimos que queríamos asumir la responsabilidad de los festejos porque queríamos hacerlos durante todo el año, el municipio dijo “nosotros lo vamos a hacer”, armaron un grupo de Whatsapp, metieron a siete funcionarios y no hicieron absolutamente nada, cuando le preguntamos con que iban a colaborar, nos dijeron “nosotros no tenemos un peso, hagan lo que haya que hacer ustedes”. ¿Por qué no nos dijeron eso de entrada? Es una cosa inexplicable porque hay un ensañamiento y no lo voy a terminar de entender nunca, porque es la gallina de los huevos de oro y en lugar de servirse de ella hacen todo lo posible para que la gallina se vaya para otro lado.

Los impulsores de la ordenanza de los caballos fuimos nosotros. Entonces, lo que hicimos fue una cosa muy simple porque no nos gusta calificar. Nosotros lo que dijimos es “Ordenanza 1745: está prohibido transitar con cualquier tipo de vehículo o animal por la playa; Ordenanza 1252: está prohibida la circulación de equinos por las calles; Ordenanza 1025: está prohibida la circulación de triciclos o cuatriciclos o similares por las calles; ordenanza…”. Bueno, así. De esto no se cumple nada. Ustedes saquen la conclusión. Nosotros tenemos funcionarios públicos, que son los responsables de administrar los fondos y el funcionamiento del Municipio. Entonces, ¿qué pedimos? Que hagan eso; nada más. Lo que tienen que hacer. Lo que corresponde. No otra cosa. No nos ponemos a discutir si Juan, Perico o Andrés, si nos gusta la cara de éste o aquel funcionario es un idiota. No. Estamos diciendo: “¿Ven esta norma? Queremos que la cumplan”. Y listo; amigos para siempre.

Pionero Pinamar

Un comentario

  • Que verguenza yo como turista que desilusion vine con amigos del exterior a mostrarles un hermoso lugar y pase mucha verguenza.
    Que lastims tanta dejadez.
    Hagan algo vecinos
    Comerciantes tambien perjudicados.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *